Trabajo con adultos

Tener dificultades es común en la vida. Hay situaciones y periodos en la vida en las que somos más proclives a pasarlo mal y no saber cómo superarlo. La mayor parte de las veces terminamos superando nuestras dificultades sin ayuda pero hay situaciones que por su duración o intensidad, podemos beneficiarnos de ayuda. Algunos de los problemas más comunes que tenemos los adultos pueden ser:

  • Estado de ánimo bajo y depresión.
  • Problemas de ansiedad (ataques de pánico, ansiedad social, preocupaciones excesivas y frecuentes, TOC, etc.)
  • Enfado y mal humor.
  • Tristeza excesiva por la pérdida de alguien cercano.
  • Problemas de relación.
  • Épocas de cambios significativos y transiciones nos hacen particularmente vulnerables (por ejemplo, cambios de casa, ciudad o país, cambios o perdida de trabajo, etc.)