Terapia Cognitiva Conductual

 

La Terapia Cognitiva Conductual (CBT) es una terapia psicológica que ayuda en una variedad de dificultades emocionales, salud mental y problemas interpersonales. CBT enfatiza la importancia de la relación entre lo que pensamos, nuestras emociones y como nos comportamos. La colaboración entre el terapeuta y la persona que recibe terapia es muy importante en CBT, y los objetivos son elegidos por la persona que viene a terapia. El foco de CBT es cambiar lo que no funciona para nosotros en el presente.

Nuestras experiencias pasadas influyen en lo que es importante para nosotros, como nos vemos a nosotros mismos y como pensamos sobre el futuro. Por eso, es importante tener nuestras experiencias en cuenta en la terapia, aunque el principal foco sea cambiar el presente. Nuestras experiencias pueden ser particularmente importantes para explicar porque lo que hemos estado haciendo hasta ahora o nos funcionaba en el pasado deja de funcionar y empieza a suponer un problema. 

 La terapia CBT se basa en objetivos específicos y tiene como objetivo que la persona note cambios relativamente pronto. Aunque el ritmo de la terapia se debe adaptar a cada persona, y algunas personas pueden necesitar más tiempo o pasos más pequeños en la terapia.

CBT funciona “experimentando” con hacer cosas y comportarnos de manera diferente a como lo hemos hecho hasta ahora, con el apoyo del terapeuta. El terapeuta le ayudara a aprender y practicar estrategias nuevas que le hagan mas fácil responder de manera diferente a las situaciones que le preocupan y/o sus problemas. Al responder de manera diferente a como estamos acostumbrados, los pensamientos, emociones y sensaciones corporales que interfieren con su vida cambiarán, facilitando que pueda hacer lo que le gustaría hacer (por ejemplo, ir de compras, hablar con personas que no conoce, hacer una presentación en el trabajo, viajar, etc.).